¡ESTÁS EN CASA!

Durante el curso 2021-2022 vamos a ahondar en dos valores profundamente cristianos y que de diferentes formas, adaptándose siempre al momento cultural concreto, se han vivido en la historia lasaliana: LA ACOGIDA Y LA ACEPTACIÓN. Dos términos diferentes, pero complementarios.

No se trata de dos valores nuevos, han estado presentes en toda la historia de la humanidad, si bien las circunstancias actuales hacen que en este momento estén de actualidad. La razón no es otra que la gran diversidad que caracteriza nuestra sociedad. Diversidad en todos los aspectos que podamos imaginar, diversidad que hoy en día es vivida como riqueza, pero que al mismo tiempo supone un reto, pues hasta hace algunas décadas nuestra sociedad era más bien monocromática y lo diferente o diverso era visto normalmente como una amenaza para el sistema.

La diversidad en todos los planos de nuestra vida ha puesta de manifiesto la necesidad de trabajar y profundizar en las actitudes de acogida y aceptación de aquel que percibimos como “diferente”. Si hasta hace poco la diferencia era vista casi como una provocación, hoy la diferencia se ve como la “normalidad”, pues todos, de alguna manera, somos diferentes.

Sólo desde la acogida y aceptación del otro podemos construir la nueva civilización del amor, por eso es importante que en nuestras obras dediquemos tiempo, esfuerzo…a profundizar en ellas como actitudes fundamentales del ciudadano del siglo XXI.

Desde nuestra historia

San Juan Bautista de La Salle supo proyectar este valor en todo su itinerario de vida y en todas y cada una de las iniciativas que puso en marcha:

  • Organizó las escuelas populares abiertas a todas las clases sociales
  • Fundó una institución con vocación de progreso y de universalidad
  • Escribió libros sabios y variados, con ideas innovadoras
  • Sembró inquietudes que se prolongaron más allá de su muerte
  • Prestó su nombre a un movimiento que sigue vivo en el mundo
  • Incluso sus obras pedagógicas y espirituales testimonian que fue capaz de ser creativo partiendo de la realidad que vivió en el día a día
  • Solo al final de su camino, mirando atrás se dio cuenta perfectamente que había nacido un Instituto de educadores cristianos. Vio que había escrito dos docenas de libros para estos educadores y para los escolares.
  • También comprendió que se trataba de algo nuevo y dinámico, y pidió a los que le habían seguido que no se amilana, ya que la necesidad educativa era ingente y urgente.

En el momento actual “La Salle” opta de manera clara por la acogida y la aceptación de todas aquellas personas que conforman lo que se ha dado en llamar la diversidad y cada uno de sus manifestaciones. En el “Carácter Propio de los Centros La Salle” son muchas las referencias explícitas o implícitas a esta realidad y las respuestas que desde nuestra red de obras le intentamos dar.

En un momento en el que de alguna u otra manera ambos valores están siendo cuestionados, es importante que reafirmemos nuestra apuesta por la acogida y la aceptación como manera de vivir y entender la diversidad que caracteriza a la sociedad actual.

Algunos de los objetivos que nos proponemos desde la perspectiva de la acogida y aceptación son:

OBJETIVOS GENERALES

● Profundizar y poner en valor el sentido de pertenencia a una única especie, la humana, resaltando y valorando aquello que nos une más que lo que nos separa.

● Reconocer la diversidad como una fuente de riqueza tanto a nivel personal, como social.

OBJETIVOS PARA LOS EDUCADORES

● Educar en la autonomía como conformación de un tipo de persona con pensamiento y criterio propio.

● Potenciar el trabajo cooperativo como forma de favorecer la inclusión de todos en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

OBJETIVOS PARA LOS ALUMNOS

● Ayudar al alumnado a identificar y superar los prejuicios e ideas preconcebidas que nos hacen aislar o rechazar a aquellos que percibimos como diferentes.

● El reconocimiento positivo de la diversidad y de su necesaria presencia y cultivo en el día a día de la obra educativa.

OBJETIVOS PARA LAS FAMILIAS

● Profundizar en la importancia del ejemplo y el testimonio personal en el tema de la acogida y la aceptación de la diversidad.