La pastoral en La Salle

El fin principal de las Obras Educativas La Salle y, por tanto, del colegio La Salle Santiago es la evangelización. Educamos evangelizando y evangelizamos educando. Los destinatarios son todas y cada una de las personas que componen la comunidad educativa. Todas son a la vez protagonistas y destinatarios de nuestra acción evangelizadora.

La Pastoral como proyecto

Entendemos la pastoral como un proyecto que da sentido y coherencia a nuestro marco educativo, y cuyo fin es acompañar en el proceso de ser y hacerse persona: la búsqueda del sentido de la vida.

La pastoral lasaliana propone los valores de fe, fraternidad y servicio a través de la cercanía, la personalización, el acompañamiento y el compromiso con los necesitados, partiendo del humanismo cristiano y de los valores del Evangelio, en comunión con la Iglesia local y universal.

El diálogo fe-cultura

En el colegio La Salle apostamos por el diálogo fe-cultura y, dentro de él, por una Enseñanza Religiosa Escolar de calidad que fomenta el conocimiento explícito de Jesús de Nazaret y su evangelio, ayuda al análisis crítico de la sociedad y sus valores, aporta cultura religiosa, social e histórica a nuestros alumnos en su maduración como personas y en la fe como cristianos para que puedan hacer opciones personales en la construcción de un mundo más fraterno, solidario, justo y pacífico dentro de una sociedad cada vez más plural.

La Pastoral como experiencia-vivencia

Celebrar la fe: Proponemos momentos intensos de celebración de la fe, una fe compartida que comunique la experiencia de manera significativa y una fe encarnada en cada itinerario vital. Por ello la educación de la interioridad, las celebraciones de signos y símbolos, la iniciación a los sacramentos y el compartir la fe desde elementos claves relacionados con el lenguaje, la estética, la emoción, la relación… tienen sentido y prioridad en el colegio La Salle.

Construir la fraternidad: El estilo fraterno en las relaciones se manifiesta en el ambiente acogedor que viven los integrantes de la comunidad educativa. La comunidad representa el contenido y el método de nuestro proyecto educativo.

En primer lugar, como comunidad educativa que afronta el reto de dar educación humana y cristiana y de responder a las necesidades sociales del entorno. En segundo lugar, como comunidad cristiana que vive, comparte y celebra su fe en la misión educativa.

Vivir el servicio: Las acciones solidarias que se realizan en el colegio La Salle responden a un plan de educación para la justicia y la solidaridad. Ese plan posibilita conocer la realidad social, interpretarla e invitar a actuar en la misma.

Las campañas solidarias, las iniciativas de voluntariado, los campos de trabajo... nacen y crecen como respuestas acompañadas en el proceso de crecimiento y maduración de los niños, jóvenes y adultos y facilitan retos de compromiso personal.

Personalización y acompañamiento: Nos esforzamos en acompañar itinerarios vitales ofertando propuestas de procesos catecumenales, de compromiso social, talleres de solidaridad y voluntariado, participación activa en ONGD, educación para el ocio y el tiempo libre...
Creemos que todo itinerario pastoral es vocacional y ha de acompañarse para ayudar a descubrir las respuestas a los interrogantes que como personas y como cristianos nos hacemos a lo largo de nuestra vida.